Dentro de una jaula de cristal rodeado de cientos de mosquitos. Así se ha mostrado David Beckham para poner en valor la lucha contra la malaria.
Se trata de una campaña impulsada por Malaria No More UK, una organización británica de carácter benéfico con la que el astro ha decidido contribuir.
El vídeo se titula “La malaria debe morir”, y su lema se completa con “... para que millones puedan vivir”. Este anuncio incide en el hecho de que el contagio de la enfermedad se produce mediante la picadura de los insectos que chupan la sangre.

El compromiso por parte del exgaláctico no sorprende, ya que también es embajador de buena voluntad de Unicef. Además, hay que tener en cuenta que, por causa de esta enfermedad según la Organización Mundial de la Salud (OMS), pierden la vida unas 445.000 personas al año, por lo que la causa está más que justificada.

El mismo Beckham ha declarado que "estos insectos son molestos en lugares como el Reino Unido, pero en muchas partes del mundo, la picadura de un mosquito es aterradora y mortal, y es inaceptable que un niño muera a causa de esta enfermedad cada dos minutos".



Dicha campaña también tiene el apoyo de la Fundación Bill y Melinda Gates, y persigue como principal objetivo la concienciación de los líderes de la Commonwealth para que implementen políticas que palien la malaria. Esta organización está formada por 52 miembros, entre los que se encuentran Gran Bretaña y la mayor parte de sus antiguas colonias.

La lucha contra esta epidemia ha sufrido un retroceso en el últimos años, y es que la OMS, en su último Informe Mundial sobre la Malaria, corroboró que en 2016 se detectaron alrededor de 216 millones de casos en 91 países, lo que supone un incremento de cinco millones más en relación con años anteriores.
Además, la mayoría de estas muertes se dieron en menores de cinco años residentes en las zonas con menos recursos del África subsahariana.

Esperemos que estas iniciativas surtan efecto y, en unos años, la malaria se erradique por completo.

¡Un abrazo de Jordi Cruz!