¿Te imaginas buscando un punto geográfico y apareciendo a 30 kms de distancia? Pues eso es lo que les ha pasado a cien viajeros que pretendían visitar la Roca del Púlpito, uno de los destinos preferidos en Noruega.

Actualmente, no concebimos un viaje, incluso una cita en una calle desconocida de la ciudad sin recurrir a Google Maps, el mejor atajo para los faltos de orientación; el mejor aliado contra ese pariente que siempre “lo sabe todo” y te retrasa dos horas sea cual sea el itinerario...

Pues bien, la aldea de Fossmork, en Noruega, ha recibido a un centenar de turistas como consecuencia de un error en la aplicación, a 30 kms de su objetivo.

fiordo

En dicha aldea, los pocos residentes que allí viven, han dado la bienvenida sorprendidos a una media de entre 10 y 15 vehículos al día, según la prensa local.

Uno de los lugareños ha explicado que "la carretera hasta Fossmork es bastante estrecha y, a veces, los turistas llegaban a enfadarse cuando les indicaban que dieran media vuelta".

Lo más curioso es que dichos habitantes afirman “haber conseguido hablar con turistas chinos y japoneses, y un americano incluso quería comprar una cabaña. El lugar le parecía fantástico".

Ya sabéis, familia... ante la duda, que prevalezca siempre vuestro criterio.

¡Un abrazo de Jordi Cruz!