Si este año te toca a ti y quieres ser un anfitrión de 10 o tienes que llevar algo a alguna cena aquí tienes unas cuantas ideas para dejar con la boca abierta a más de uno… Eso sí, algunas hay que reconocer que da hasta pena comérselas.

Bienvenida a las brujas. Organiza tu propio aquelarre con estas escobas fáciles y divertidas. Solo necesitas palitos salados, lonchas de queso y algo para atarlos, mejor si es algo comestible.

Comida típica de halloween. Escobas

La calabaza es el símbolo por excelencia de esta fiesta. Aquí tienes un primer plato servido en una calabaza vacía. Deja la tapa y sorprende a todos con esta famosa pócima.

Comida típica de halloween. calabazas

¿Quién no se ha disfrazado de momia algún año en su infancia? Pues esta noche puedes revivirlas con salchichas y hojaldre. Y si le pones un poquito de Ketchup será el toque terrorífico final.

Comida típica de halloween. momias

Los fantasmas han llegado… al postre. Las peras fantasma. Solo necesitas arándanos para hacerles los ojos y un poco de frambuesa para la boca.

Comida típica de halloween. peras fantasma

Y para los más manitas un dulce ( que no puede faltar en ninguna cena). Cupcakes. Hazlos en casa y compra alguna decoración para ponerles encima si no tienes tiempo para cocinar mucho.

Comida típica de halloween. cupcakes

Espero que te hayan servido las ideas, así vas planeando el menú de cara al martes. Soy Grethel González. ¡¡ Feliz fin de semana!!