Cada vez son más los sectores que incorporan robots para optimizar diversos procesos, entre ellos, el de la medicina.

Pues bien, en el continuo debate de si las máquinas llegarán a reemplazar a algunos profesionales, parece que, en este campo, sigue ganando la mano humana.

La Stanford University School of Medicine ha concluido esto tras analizar 3000 intervenciones quirúrgicas llevadas a cabo por robots, en comparación con otras realizadas por cirujanos. Dicho estudio ha revelado que los médicos, no solo cometen menos errores que las máquinas, sino que además, emplean menos tiempo en operar.


operación

Por si no fuera una razón de peso para seguir confiando en el quirófano “de toda la vida”, este informe revela también que los robots aumentan considerablemente el precio de la operación, que puede llegar a encarecerse hasta 2000 euros.

Así las cosas, los cirujanos tienen asegurado su futuro profesional durante mucho tiempo, según parece.

Un abrazo de Jordi Cruz.