Ya sabíamos del altruismo de los Clooney pero, que le regalen la friolera de un millón de dólares a cada uno de sus 14 mejores amigos, son palabras mayores. Dicho regalazo fue la forma que eligió el actor para agradecer a sus colegas la ayuda que le brindaron durante los inicios de su carrera en Hollywood.

Rande Gerber, el marido de Cindy Crawford, fue quien hizo público el gestazo de los Clooney: el 27 de septiembre del 2013, el matrimonio invitó a cenar a “los chicos” y, al llegar a la sala, en cada silla había una bolsa de deporte. Fue entonces cuando George dijo: “Escuchad, quiero que sepáis cuánto significáis para mí. Cuando llegué a Los Ángeles, dormí en vuestros sofás. Soy muy afortunado por teneros a todos, y hoy no podría estar donde estoy si no fuera por todos vosotros. Por tanto, es realmente importante para mí que, mientras sigamos juntos, os devuelva el favor. Así que quiero que abráis vuestras bolsas”.


clooney

Según cuenta Gerber, los comensales se quedaron atónitos: "Uno estaba trabajando en un bar del aeropuerto de Texas, otro iba en bicicleta a trabajar todos los días, etcétera. Y todos se habían ocupado o ayudado a George en alguna ocasión, y ahora él se lo estaba devolviendo".

Gerber intentó negarse a aceptar el regalo, pero Clooney dijo que “si Rande no se llevaba su millón de dólares, ninguno lo haría". Así que finalmente lo aceptó, aunque decidió donarlo a la beneficencia.

Ya sabes lo que dicen: “quien tiene un amigo, tiene un tesoro”, y eso sí que no tiene precio.

Un abrazo de Jordi Cruz.