Si eres madre o tienes cerca a alguien que lo es sabrás lo complicado que es a veces hacer entender a un niño pequeño qué está bien y qué está mal. Es trabajo de los adultos hacerles que se formen como personas responsables, que sepan que toda acción tiene una reacción y que si algo se hace mal tiene una consecuencia o un castigo.
Cuando mi madre me castigaba recuerdo que era sin ver la tele, sin chucherías o cuando ya era más mayor sin salid con mis amigos. Pero actualmente es un poco más complicado porque vivimos en un mundo lleno de tecnología y lo viven hasta los más pequeños de la casa. Cuando un niño tiene un berrinche muchos padres optan por darles el móvil para que no continúen montando pataletas. Pero otros prefieren los métodos tradicionales como esta madre que ha sido muy aplaudida por redes sociales. Te cuento el por qué.
Esta mujer encontró a su hijo jugando con el móvil después de haberle mandado a la cama a dormir. Él sabía que estaba infringiendo la regla que había en casa de no usar el teléfono una vez que se estaba en la cama. ¿Y qué hizo la madre? Ponerle un castigo por esta falta. Debía acumular 500 puntos para que el castigo se terminase. ¿Cómo? Pues con diferentes opciones. La madre le entregó al niño una lista con distintas tareas, cada una de las cuales tenía asignada una puntuación y él podía elegir cuales quería hacer hasta acumular la puntuación con la que ella lo había castigado.

Original castigo de una madre a su hijo


Esta es la leyenda de la lista de tareas que el niño podía hacer.

Para librarte de tu castigo debes conseguir 500 puntos.
Ofensa: jugar con el móvil después de irte a la cama.
Escribir una carta bonita a un miembro de la familia = 10 puntos.
Preparar la cena = 50 puntos.
1 carga de lavandería (lavar, secar, doblar, acomodar) = 100 puntos.
Lavar y organizar los armarios de la cocina = 50 puntos por armario.
Vaciar el lavavajillas = 25 puntos.
Cargar el lavavajillas = 25 puntos.
Limpiar y lavar contadores = 25 puntos.
Limpiar el microondas = 40 puntos.
Limpiar y aspirar la sala = 30 puntos.
Barrer y trapear la cocina = 30 puntos.
Limpiar las ventanas = 10 puntos por ventana.
Regar las plantas = 10 puntos.
Quitar el polvo de la sala = 25 puntos.
Limpiar el baño (fregadero, retrete y piso) = 50 puntos.
Sacar la basura (y poner otra bolsa) = 10 puntos por cada bote de basura.
Limpiar el bote de basura = 10 puntos.


¿Qué te parece este castigo? Tengo que decirte que la madre está siendo muy aplaudida por redes sociales porque este castigo no implica gritos, azotes o una fuerte regañina. Le enseña que los actos tienen unas consecuencias y que en ocasiones cuesta mucho trabajo deshacer el daño causado.


Soy Grethel González y he de reconocerte que a mí me parece de lo más original y acertado. ¡¡Que disfrutes del sábado!!