En ¡Buenos días, Javi y Mar! nos encanta descubrir historias que nos emocionan, que nos hacen sentir que el mundo puede ser mejor con buenas acciones. Este es el caso de la historia que os queremos compartir hoy. Entre Formentera e Ibiza hay 18 kilómetros y un montón de brazadas para lograr un objetivo común: mejorar la vida de muchas personas que están sufriendo. Esto es lo que pensaron cuatro amigas a las que unió la natación hace más de diez años y que ahora han decidido unirse para lograr un sueño. 

Si quieres colaborar con este proyecto y aportar tu granito de arena, entra en la web de Brazadas de Vida y descubre el recorrido que harán nadando Sara Ramalho, Celia Pascual, Marina Martínez y Nuria Consuegra para recaudar fondos y donarlos a la fundación Pro Activa Open Arms y ayudar así a los refugiados que cruzan el Mediterráneo en peligrosas travesías.