Saludos desde Cadena100. Soy Ana Méndez y hoy vengo del brazo de mi actor favorito, Antonio Banderas... ¡Qué más quisiera yo!.

El actor ha recibido esta mañana de sábado, el Premio Nacional de Cinematografía, en reconocimiento a su carrera como actor, director y productor, en una ceremonia celebrada en el marco de la 65 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, que se ha entregado por primera vez en el centro Tabakalera. Antonio ha recibido su diploma y, además, se ha llevado de regalo un manchurrón de pintura blanca en la espalda de la chaqueta de su maravilloso traje negro.

Al acto han asistido responsables del ministerio y del festival de cine... directores de cine como Pedro Olea, Manuel Gutiérrez Aragón, Mabel Lozano, Imanol Uribe o el vicepresidente de la Academia del Cine Europeo, Antonio Saura; productores como Antonio Pérez, Eduardo Campoy, Paco Ramos y Fernando Bovaira, actores como Arturo Valls, Ángela Molina (que se llevó el premio el año pasado), Nathalie Poza, Paz Vega o Marisa Paredes, entre otros.

"Espero que, tras 37 años de carrera, mi trabajo le haya sido útil a alguien, a algún actor, a alguien a quien arranqué una sonrisa, útil a quienes se rieron conmigo, y útil a mi tierra"

El actor manifestó durante su discurso al recoger el Premio, que la palabra “Nacional” que lo define es “la clave para que el premio suene serio, contundente e institucional”

Banderas se desplazó desde Sudáfrica, donde estaba trabajando, hasta Donostia para recoger el premio que entrega el ministro de Cultura en el marco del Festival de Cine de San Sebastián.

1

 Íñigo Méndez de Vigo ha valorado a un artista, ha dicho, "que dejará a los jóvenes el mensaje de un luchador agradecido que jamás dejó de amar a su país", un "patriota" al estilo de Cela, que nunca olvidó que "el lugar en el que nació se merece todo el amor del mundo".

"Nuestro galardonado pasa a llamarse Antonio Banderas, porque a Almodóvar le parecía que José Antonio Domínguez Banderas era nombre de torero, no de actor. Y, ciertamente, tenía razón, pero en todos los sentidos: porque nada hay más torero que el arrojo y la valentía de aquel joven malagueño abriéndose camino en el Madrid de los ochenta —atestado de artistas— en busca de su sueño".

1

Banderas quiso mojarse además sobre el referéndum de autodeterminación en Cataluña, y respondió a los periodistas que le esperaban al término del acto comentando que:

"lo de Cataluña se ha convertido en un animal extraño, difícil de observar", algo que "a veces, parece una película de Berlanga".