Mako, nieta del emperador Akihito, ha decidido contraer matrimonio con su excompañero de la universidad, al que conoció hace cinco años en la Universidad Internacional Cristiana de Tokio.

La princesa y su prometido Komuro tienen 25 años, pero no dudan a la hora de tomar una de las decisiones más importantes de su vida, con las consecuencias correspondientes.


Mako

El futuro matrimonio cuenta con el beneplácito del emperador Akihito; sin embargo, la casa imperial nipona se rige por una normativa que retira a las mujeres el estatus real al casarse, lo cual sigue generando polémica.

¡Bravo por el amor, cueste lo que cueste!

¡Un abrazo de Jordi Cruz!