No siempre tenemos aftersun en casa justo el día que nos hemos despistado y volvemos más quemados que aquel filete que cocinaste solo por primera vez.

Para aquellos menos previsores, o que prefieren los productos naturales, aquí van tres bálsamos caseros:

Aloe vera

Si tienes una planta, debes saber que para usarla solo tienes que cortar una hoja por la mitad, extraer su jugo, meterla media hora en la nevera y luego hervirla hasta que expulse burbujas oscuras.

Pepino

Además de decorar el gin-tonic, el pepino es un gran rehidratante de la piel -y en general- por la gran cantidad de agua que contiene.


PEPINO

Después de prepararte un té, conserva la bolsa y aplícala directamente en la quemadura.

Y ya sabes que el mejor aftersun es un buen beforesun.

Un abrazo de Jordi Cruz, ¡y a disfrutar del buen tiempo mientras dure!