En septiembre Friends soplaba 23 velas desde que se emitiera su primer capítulo y muchos seguimos totalmente enamorados de esta serie. Diez temporadas nos hicieron reír y emocionarnos a través de la vida de Ross, Rachel, Phoebe, Monica, Chandler y Joey. Nada más sencillo que contar esas vidas se convirtió en un éxito pero... ¿por qué seguimos viendo y riendo con Friends tantos años después?

Las claves del éxito de Friends

Actualmente las emisiones de Friends siguen acumulando audiencia aunque sean repeticiones que ya hayamos visto y es que la serie lleva más años con reposiciones que las que duró en directo. Uno de los grandes secretos de su éxito es precisamente la cercanía y sencillez de la historia: no suceden grandes cosas, no son personajes fuera de lo común y tienen éxitos y fracasos como cualquiera de nosotros. Toman café en su bar favorito, se enamoran, rompen... la comedia dentro de la vida ordinaria. 

Además, otro de los puntos a favor de la serie es el sentido del humor y los perfiles tan diferenciados entre personajes. No es difícil sentirse identificado con alguna característica de cada uno de los protagonistas: ¿tienes una fijación con la limpieza como Mónica? ¿Te gusta el humor ácido de Chandler? ¿Eres capaz de comer tantísimo como Joey? 

Sin duda es una de las comedias que más éxitos ha cosechado y, sin duda, lo seguirá haciendo. En ¡Buenos días, Javi y Mar! somos muy fans de Friends y os recomendamos que, si no la has visto, la apuntes en tu lista de series pendientes... ¡te va a encantar!