Los Niños y Jimeno acaban con los mitos de los cuentos infantiles contándonos lo que no se creen de ellos. En especial, Bambi porque un ciervo no habla.