Los niños y Jimeno miran en su bola de cristal y nos cuentan cómo va a ser la vida en el año 2100.