Los niños y Jimeno echan la vista atrás y nos cuentan sus recuerdos de los 90, aquella época en la que las personas se dedicaban a pintar en cuevas.