Los niños y Jimeno han echado la vista atrás y han pensado que antes se vivía mejor, más que nada porque tenían recreo justo un ratito antes de responder a las preguntas de Jimeno y, claro, en el recreo se vive mejor.