Fernando Martín en La Encuesta Absurda nos cuenta qué pasa si te compras una mano de goma que tú mismo has fabricado.