Fernando Martín en La Encuesta Absurda nos cuenta por qué un amigo te invita a montar en su caballo porque está triste.