Fernando Martín en La Encuesta Absurda nos cuenta qué pasa si Mar Amate se apunta a jugar al tenis.