Fernando Martín en La Encuesta Absurda nos cuenta qué ocurre si estás en una tómbola y no paras de reirte.