Fernando Martín en La Encuesta Absurda  nos cuenta qué ocurre si vas a un bar y te dice el camarero: 'Te he echado veneno" y te asustas.