Fernando Martín en La Encuesta Absurda nos descubre por qué un libro puede producir gases.