Fernando Martín en La Encuesta Absurda nos cuenta por qué entiendes el árabe a la perfección si te ponen un aparato en el oído.