Fernando Martín en La Encuesta Absurda nos cuenta  qué pasa si te vas a Grecia de vacaciones y no paras de comer helados pequeñitos.