Fernando Martín en La Encuesta Absurda nos desvela por qué en las tiendas de aspersores no quieren que les pagues en efectivo.