Fernando Martín en La Encuesta Absurda nos cuenta que ocurre si alguien se pone a recitar poesía en el Bar Antonio.