Fernando Martín en La Encuesta Absurda nos descubre qué pasa cuando a un árabe le gusta el atún muy, pero que muy, seco.