Fernando Martín en La encuesta absurda ha ido al médico y le han inyectado un filete de ternera en vena.