Fernando Martín en La encuesta absurda ha pedido unos calamares como Julio César.