Fernando Martín en La encuesta absurda recibe un envío inesperado y no muy agradable.