Fernando Martín en La encuesta absurda celebra una despedida de soltero apta para herbívoros.