Fernando Martín en La encuesta absurda ha huido a toda velocidad de una patata asesina.