La encuesta absurda de Fernando Martín nos ha ofrecido lo mejor del menú de un restaurante muy peculiar.