Hoy en La encuesta absurda Fernando Martín ha llevado un niño a clases de kárate y no ha acabado como esperaba.