Fernando Martín se ha sacado de la chistera algunas de las preguntas de La encuesta absurda.