Damián Mollá ha recibido la llamada de Acevedo y tendrá que mantenerle al telefóno durante un minuto. ¿Evitará que le tiren la tarta?