Los miembros del Comité confiesan qué cosas antes les daban vergüenza y ahora lo hacen sin ningún tipo de problema.