¿Se te calló el pavo de la bandeja recién salido del horno?