El 17 de agosto de 2017 el corazón de los españoles se detuvo tras ser conscientes de que vivíamos uno de los peores momentos de nuestra historia reciente. Barcelona recibía un tremendo golpe en una de sus arterias principales: el terrorismo hizo temblar las Ramblas llevándose la vida de 16 personas e hiriendo a multitud de ciudadanos. La solidaridad de los que estaban cerca en ese momento se multiplicó y muchos fueron los que salieron a la calle a socorrer a las personas que se encontraban allí en el momento del suceso.

Las muestras de solidaridad se contaron por centenares y Fernando Álvarez, de 71 años, también puso su granito de arena. Este nadador español participaba en la prueba de los 200 metros braza del Mundial Masters de Budapest para veteranos y solicitó que se guardase un minuto de silencio antes de la competición para homenajear a las víctimas. La Federación Internacional de Natación denegó esta petición pero él decidió continuar con lo que él sentía que era lo correcto: saltó al agua un minuto después que los demás, haciendo lo que consideraba correcto para homenajear a las víctimas.

 

Fernando Álvarez recogerá este año su Premio ¡Buenos días, Javi y Mar! Por un mundo mejor, por demostrar que la solidaridad y la preocupación por los demás es más importante que cualquier medalla. 

Los Premios ¡Buenos días, Javi y Mar! Por un mundo mejor se entregarán el próximo 19 de diciembre en el cine Capitol en Madrid.

 

 

Presenta

Cinfa

 

Colabora

Logotipo de la película Wonder