De entrada, Dani Martín confiesa, que es "absolutamente autobiográfico".

Dani ha venido a decirnos en ¡ Buenos días Javi y mar ! que entiende la vida como andar sobre una cuerda floja, como una situación compleja y, sobre todo, que nada dura para siempre.

"La montaña rusa" habla "de dos asaltos o dos combates, donde el rol cambia para el protagonista", y se abre con un sencillo, "Las ganas", en el que canta: "¿Y a dónde irán todas las ganas de querernos más? Se las llevaron nuestras ganas de querer volar".

Su canción recupera un toque más roquero y acelerado, después de dos álbumes -tras su salida de El Canto del Loco- en los que parecía decantarse por un tono más melódico.

Hacía 6 años que, asegura Dani, "no me salía una canción en el que las guitarras fuesen las protagonistas, pero me he reencontrado con esa energía de forma natural". 

Después de convertirse en el quinto artista con mayores ventas discográficas con su anterior álbum de estudio, "Dani Martín" (2013), o de recibir el aval de Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina en sus conciertos, el madrileño se ha dado el placer de grabar en los míticos estudio Abbey Road de Londres.

Entre los doce temas que integran "La montaña rusa", compuestos mayoritariamente entre Madrid y Zahara de los Atunes (Cádiz), sólo una no lleva su firma, "Madrid, Madrid, Madrid", justo la que cierra el álbum.