Manolo García afirma que su amor por la música no se agota porque con 13 años "una mañana me levanté y pensé: voy a ser músico toda mi vida, quiero ser libre y a día de hoy sigo con ese amor a la profesión".

Se trata del sexto álbum de estudio del músico barcelonés y en las 14 canciones de este disco, García vuelve a sus temas favoritos: el medio ambiente, el amor y sus ídolos, como el homenaje a David Bowie.

Amante de la pintura y de la literatura española, García asegura que nunca ha perdido la ilusión en toda su carrera, al contrario, "con los años ha crecido porque te das cuenta de que el mundo de la música abarca un espacio infinito y además tiene una parte muy emocional y muy aleccionadora y es que estás compartiendo vida con los demás, sentimientos, emoción".

El ex vocalista de "El Último de la Fila" explica que en sus canciones siempre ha tenido la pretensión de que las letras importaran, porque cuando escribe una letra "estoy respirando y viviendo, estoy encontrándome a mí mismo".

Dice que las letras que hacía con el grupo "Los Rápidos" en el año 1980 y 81, son letras más inocentes, más sencillas y peor construidas y las de ahora cambian "porque sencillamente soy otra persona".

Asimismo, el cantante hizo referencia a la importancia de la cultura en la sociedad y se refirió a ella como "el alimento para el espíritu".

Reivindicó ante los periodistas la injusticia del IVA cultural que es del 21 por ciento, y lo calificó de "abusivo" y además afirmó que desde el Gobierno "tienen que admitir" que no es correcto y que no es bueno para el país.

"En el mundo de la cultura son todos "rojillos", de izquierdas, y al gobernar la derecha, lo que hace es estrangularlos" opinó el artista.

Sobre los años en los que aguantará encima de un escenario, García argumenta que la música estará ahí para siempre y explica que la energía y la voluntad existen en él porque es una profesión que adora.

"Yo soy consciente de que ese tren que he llevado siempre ya no puedo aguantarlo del mismo modo pero las canciones están ahí y ellas aguantan los conciertos, no hace falta estar todo el tiempo corriendo", dijo entre risas el artista.

Revela asimismo la fórmula que utiliza para crear las canciones y asegura que no tienen que ver con su vida privada, sino que es muy observador y se fija en todo y ahí están las canciones, "en las conversaciones, en lo que ves, en lo que imaginas".

Para ejemplificar la creación de sus letras, García contó como un día que fue solo al cine y escuchó que la última frase de la película que decía la actriz era "el tiempo se nos escapa" y a partir de ella, cogió su guitarra y creó una canción llamada "Lo quiero todo", de su disco "Los días intactos", publicado en el año 2011.

Sobre su actuación en Canarias, el cantante explicó que será una función de tiempo generoso, que estará acompañado en el escenario por una banda de 11 músicos, y que va a repasar su discografía, por lo que tocará algunas canciones del último disco en la primera parte del concierto y luego cantará hitos de los anteriores álbumes, así como un pequeño recuerdo al grupo "El último de la fila".

"Por ejemplo, querrán que toque "Pájaros de barro" y la toco encantado, es una canción fetiche para mí", terminó García.