La cantante celebró por todo lo alto 25 años en la música acompañada de los suyos.

El evento tuvo lugar el pasado viernes en el Teatro Real, donde pudimos ver a su hija Lola Orellana y por supuesto a sus sobrinas, Alba y Elena Furiase. A la fiesta tampoco faltaron grandes celebridades como Marta Sánchez, Niña Pastori, Ana Torroja o José Mercé. Desafortunadamente su hermana Lolita, no pudo asistir al concierto por encontrarse fuera de España. 

La Faraona del Pop, como siempre, dió todo encima del escenario y sus espectadores pudieron disfrutar de un concierto inolvidable. Sin embargo, Rosario confesó minutos antes del concierto que estaba un poco nerviosa, algo que cuando sus pies y sus brazos comenzaron a bailar, desaparecieron. 

Rosario Flores en uno de sus conciertos