Rihanna ha decidido emplear su notoriedad, conseguida por la canción, para conseguir logros sociales. Uno de estos ha sido muy importante ya que ella ha figurado como una de las protagonistas y una de los asistentes de la Alianza Mundial por la Educación (AME) en su última cumbre celebrada en Dakar (Senegal) el viernes pasado.

En esta cumbre figuraron siete mandatarios africanos; el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim; la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, y ella, Rihanna, embajadora de buena voluntad de la AME.

La Alianza Mundial por la Educación (AME) recaudó 2.300 millones de dólares (1.860 millones de euros) para su programa de educación universal en el horizonte de 2020, tras las contribuciones anunciadas en esta conferencia.

Los participantes en la cumbre de la AME señalaron que continuará sus esfuerzos para alcanzar su objetivo con el apoyo de los presidentes de Senegal, Macky Sall, y de Francia, Emmanuel Macron, como dejaron claro en la conferencia de prensa ofrecida tras la clausura de la conferencia. Aunque lo que realmente llamó la atención fue cómo se dirigía a ellos Rihanna:

"Reitero mi llamamiento a los países donantes que no han reaccionado todavía", dijo Sall, al resaltar que "la educación no tiene precio" y es "la línea de frente de todas las batallas".

El objetivo del encuentro era recaudar 3.000 millones de dólares (2.400 millones de euros).

Emmanuel Macron manifestó que "se van a mantener los esfuerzos para alcanzar los objetivos de la AME", es decir movilizar los 3.000 millones de dólares que garanticen la educación de 300 millones de niños que viven en 65 países.

Macron anunció en esta conferencia una contribución de 200 millones de dólares por parte de Francia y definió como destino prioritario de estos fondos los países del Sahel, que se enfrentan a la amenaza del terrorismo yihadista, y la educación de las niñas.

El presidente galo pidió que un compromiso firme para alcanzar los objetivos de la AME: "Es la razón por la que Francia va a multiplicar por diez su contribución y llegar a los 200 millones de dólares", dijo.

"La educación es la única respuesta al oscurantismo, ya que garantiza la única posibilidad de tener una sociedad libre", comentó el mandatario galo, a lo que añadió, parafraseando a Victor Hugo, que "abrir una escuela es cerrar una cárcel".

España anunció también la reanudación de su colaboración con la AME, suspendida en 2010 a causa de la crisis económica, y que ascenderá a 1,5 millones de dólares (1,2 millones de euros). El secretario de Estado español de Cooperación Internacional, Fernando García-Casas, aseguró que esta aportación "se destinará a la educación de las niñas, a las personas desplazadas, a las personas que viven con un hándicap y a las poblaciones indígenas", y recordó que España es el sexto contribuyente en total de esta organización.

Otros países que suelen colaborar con la AME no acudieron al foro de Dakar, como Holanda y Alemania, por razones de agenda política, según comentó el ministro senegalés de Educación, Serigne Mbaye Thiam, en declaraciones a la radio televisión senegalesa RTS. Varias delegaciones de países que aspiran a beneficiarse de los fondos del programa de educación universal de la AME se comprometieron a dedicar el 20 por ciento o más de su presupuesto estatal a la educación, cumpliendo así los criterios exigidos.

Además de dedicar el 25,4 por ciento de su presupuesto a la educación, lo que representa 3.600 millones de dólares entre 2018 y 2020, Senegal han anunciado una contribución de dos millones de dólares para la financiación del programa de la AME. "La educación es la madre de todas las batallas. Si la perdemos, perdemos todas las demás", advirtió el presidente senegalés, quien llamó a "una movilización firme para ganarla".

Los presidentes de Mali, Ibrahim Boubacar Keita; de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré; de Níger, Mahamadou Issoufou, y del Chad, Idriss Déby, anunciaron sus planes de dedicar más del 20 % del presupuesto de sus países a la educación.

Estos mandatarios coincidieron en que es posible acabar con una "realidad lamentable" que mantiene a más de 300 millones de niños sin educación en todo el mundo, la mayoría de ellos en África subsahariana.

La satisfacción de que alguien como Rihanna contribuya es muy importante para el mundo de la Música. Y, especialmente, para sus seguidores.