En un acto celebrado en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, Miguel Bosé ha recibido de manos de la presidenta, Cristina Cifuentes, esta medalla, que premia a las personas e instituciones de relevancia internacional en el campo de las artes que han contribuido a difundir la Comunidad como centro cultural.

"Viene a poner un broche de oro en un momento muy especial", ha comentado el cantante, que acaba de celebrar cuatro décadas en los escenarios.

Con todo, ha advertido de que seguirá actuando, a pesar de que algunos pueden pensar que este tipo de reconocimientos "llegan para poner el tapiz a uno para que se vaya yendo".

"Les digo a mis seguidores que no me voy a ir y a los detractores que se aguanten porque hay Bosé para mucho tiempo", ha añadido.

En su discurso, ha agradecido a la Comunidad de Madrid que le haya introducido en un "grupo muy selectivo de gente" con una medalla que cree que ha logrado gracias al público.

"Esta medalla es posible gracias a todos vosotros, a todo el público. He hecho propuestas, vosotros las habéis aceptado, me habéis hecho pasar a la historia y todo lo que he dado ya no me pertenece, es todo vuestro, allá os queda, lo manejáis vosotros y que os vaya bien", ha manifestado.

Con el reconocimiento de hoy, Bosé se suma a la lista de personajes del mundo de la cultura que han recibido la Medalla Internacional de las Artes de la Comunidad de Madrid, como la actriz Lina Morgan (2015), el cantante Raphael (2014), la soprano Montserrat Caballé (2013) y el pintor Antonio López (2012).

"Todos tenéis en común que habéis dejado huella en la vida de los madrileños y no solo los madrileños", ha dicho Cifuentes.

En su intervención, ha calificado a Bosé como "uno de los grandes iconos de la música pop española", "muy querido por el público" y que, a su juicio, ha triunfado siempre que se lo ha propuesto a base de "talento", "creatividad" y "mucho trabajo y esfuerzo".

Cifuentes ha señalado que "lo mejor de Miguel no son sus canciones ni su arte", sino que "es muy buena persona" y alguien que "no te deja indiferente", lo que cree que se "trasluce" en sus canciones y en su arte.

Bosé ha bromeado ante la "cantidad de piropos impresionante" de Cifuentes, al pedirle que le llame por las mañanas para recordárselos y "empezar el día con alta autoestima".

"De vez en cuando, todos los días no que si no te vienes arriba", ha respondido la presidenta, también en tono de broma.

Tras recoger el premio, Bosé ha comentado en declaraciones a los medios que, de todos los "Migueles" que ha habido a lo largo de su carrera, mira con "mucha ternura" al de 'Linda', pero se queda con el actual.

"Los demás (los miro) a veces hasta con reparo o miedo pero este es el que más me gusta", ha sostenido.

Por cierto, el Wizink Center (antiguo Palacio de los Deportes de Madrid) acogerá el próximo 29 de noviembre la octava edición de la Gala Sida en la que participarán, entre otros, los cantantes Miguel Bosé y Monica Naranjo en calidad de director y madrina del evento, respectivamente.