Tras numerosas críticas el museo Madame Tussauds de Nueva York ha decidido retirar la figura de cera de Beyonce debido a que los visitantes se quejaban del poco parecido entre la escultura y la cantante.
La mayoría de las criticas destacaban que el color de la piel de la estatua era mucho más blanca que el color de piel de la cantante.


Desde el museo se han defendido de las críticas: "Nuestro talentoso equipo de escultores se esfuerza para asegurar que el color de todas nuestras esculturas de cera representa el de la celebridad correspondiente".
La figura de la cantante fue retocada y ha vuelto a su sitio original, aunque eso no ha hecho que cesen las críticas por parte de algunos fanáticos que consideran que su ídolo y la figura no guardan demasiado parecido.

De momento Beyonce no se ha pronunciado al respecto, puede que aún no se haya enterado de la polémica ya que se pasa todo el día cuidando de sus recién nacidos.