Y es que una celebritie de la altura de Jennifer López no puede hacer un cumpleaños normalito.

La americana celebraba su 48 cumpleaños junto a su pareja Alex Rodríguez, quien también cumple 42 años esta semana y multitud de amigos que quisieron acompañar a JLo en su día.

Sin duda, lo que más llamo la atención fue una enorme tarta de seis pisos en tonos dorado y marfil decorada con más de diez mil diamantes de Swarovsky.

 

Una publicación compartida de Jennifer Lopez (@jlo) el

El vestido de la cantante tampoco pasó desapercibido. La americana lucio palmito con un ajustadísimo vestido lleno de trasparecías que poco dejaba a la imaginación.

Está claro que, si Jennifer López celebra así su 48 cumpleaños, ¿qué evento no hará cuando llegue a los 50?