Tras 20 años "haciendo el gamberro", Jarabe de Palo ha lanzado el disco "Jarabe Filarmónico" y el libro de colección "100 letras" para decir adiós, pero sólo como "hasta pronto", ya que su fundador, el oscense Pau Donés, defiende que la música es su "vida y medio de expresión". Además, todavía tiene actuaciones pendientes para las próximas semanas.

"Yo soy músico... A mí me gustaría decir 'me piro' y ya está, pero eso no puedo hacerlo. No sería honesto. Hemos estado 20 años a tope y, ahora, simplemente tengo ganas de desconectar y hacer otras cosas. Seguiré tocando, pero no tendré la obligación de hacerlo profesionalmente", ha afirmado, en una entrevista en la que huestra su hastío ante las preguntas sobre su estado de salud.

A este respecto, ya en su nota de prensa subraya que no se retira por falta de inspiración, ni por cansancio ni por el cáncer de colon que se le diagnosticó en 2015. Es una decisión además que ya había hecho pública en agosto pasado.

Sea como fuere, antes de colgar la guitarra, Donés (Montanuy/Huesca, 1966) ha querido dejar un "tesoro" para su público y, aprovechando la gira "Jarabe 20 años", ha decidido publicar el 5 de octubre el álbum "Jarabe Filarmónico" (Tronco Records), un "disparate" que combina las canciones más conocidas de la banda con la Orquesta Filarmónica de Costa Rica.

13 canciones y 100 letras

"Es una sensación muy potente como músico, pero a su vez delicada y armoniosa. Tú con tu voz y con 60 tíos que afinan de oreja, que leen que te cagas y que son genios de la música clásica. Es uno de los trabajos de mayor peso musical que he hecho en mi vida", ha admitido.

Según explica, la idea de este proyecto "surgió de casualidad", como una "locura" que "no convencía", sin embargo, la filarmónica mandó un par de demos de sus temas a la banda y, al reconocer su calidad musical, acabaron realizando tres conciertos juntos en Costa Rica.

Tras el éxito generado en aquellas actuaciones, nació "Jarabe Filarmónico", con 13 canciones del repertorio del grupo grabadas por la orquesta que lidera el maestro Marvin Araya y cantadas por Pau Donés.

El cantante se negaba a que las letras de su repertorio, "las grandes perdedoras de la película", cayeran en el olvido o se limitaran a un "simple tarareo" eterno. Por ello, se "ha permitido el lujo" de editar y recopilar la lírica "jarabesca" en el libro "100 letras", editado también por Tronco Records.

"Las letras son las que peor salen paradas, porque al final ni las recordamos ni las prestamos atención. Quería hacer un libro donde estuviesen todas las poesías que hemos escrito y grabado para que la gente las conozca. Es un libro para digerir poco a poco, para leer y compartir con la música", ha apuntado.

El libro, que se ha publicado también el 5 de octubre, incluye fotografías de "curiosidades y fetiches", como hojas originales de las letras, primeras grabadoras o tablas de composición, acompañadas por anotaciones personales de Donés.

También Jarabe de Palo comenzó su gira "a lo grande", como si fuese una "despedida de soltero", en el Teatro Principal de Alicante, una manera de celebrar los "20 años haciendo el gamberro" y "agradecer a la vida" que la música haya estado siempre a su lado, ha indicado.