Harry Styles ha estrenado la canción titulada "Kiwi".

Es un tema con ritmo y fuerza en el que, pretendidamente, quiere mostrar que las cosas pueden ser diferentes de lo que parecen.

Incluso, al inicio del videoclip (en inglés) podemos leer:  "Ningún niño o animal ha resultado herido durante la realización de este filme". Tan es así, que veremos una pelea de "bollos", crema y tartas con la participación de unos perros poco agresivos, o un adulto (Harry) nada violento.

Este es el film: