En los últimos 2 años, Dua Lipa no ha parado de trabajar entre giras, grabaciones de videoclips y colaboraciones. ¿Y qué hace en su tiempo libre? ¡Seguir trabajando! "Cada vez que tengo un par de días libres voy a grabar al estudio. Me ayuda a evadirme de la vida de gira y me mantiene con los pies en el suelo". Y en ese estudio está grabando el que va a ser su segundo trabajo, en el que escucharemos influencias de Prince, Outkast y Gnars Barkley; lo que hará que este disco tenga un sonido muy distinto del primero.

Para ello, la acompaña el maestro de la producción pop Max Martin. "La atención al detalle de Max y la forma en la que escribe canciones espontáneamente siguiendo las pautas del pop hacen que quiera trabajar más con él".

Además, Dua Lipa ha aprovechado para poner sobre la mesa el estigma que muchas artistas pop sufren diariemante. "Cuando un cantante de pop masculino aparece en la escena musical, la gente da por hecho que escribe su propia música y dirige sus propios vídeos. En cambio, si eres chica y no tocas ningún instrumento, piensan que te han puesto ahí para vender y que no eres auténtica".

Reconoce que en los últimos años estas percepciones están empezando a cambiar, pero insiste en que aún hay que seguir trabajando para alcanzar la igualdad en el mundo de la música.