Coque Malla asegura, en esta entrevista a propósito del álbum "Los Ronaldos", que "es emocionante que quieran reconocer un trabajo tuyo de hace tres décadas".

Regresan el viernes con una nueva mezcla nueva de todos esos temas.

Corría 1987 cuando la banda se formó entre los gustos compartidos por The Velvet Underground y The Rolling Stones.

Nos cuenta Coque en este encuentro con los dos Luises del grupo, Martín y García, que por aquel entonces el grupo también lo integraba el actor Alberto Sanjuán en calidad de guitarrista, pero una hepatitis lo apartó temporalmente de los ensayos y su lugar lo ocupó Martín.

"Suponemos que Alberto nos lo habrá perdonado, porque tiene un carrerón que igual le ha ido mejor así", bromean.

Al frente del mismo, dando la cara, la voz y aportando "un chorreo de canciones", un jovencísimo Coque Malla que se llevaba siete años con el resto de Los Ronaldos (nombre que escogieron tras barajar el de Aldabillo Cultural, según revela el nuevo prólogo de la obra).

"La diferencia no se notaba, porque tampoco era un niño normal de la época para esa edad. Él lo tenía muy claro", declaran sus excompañeros, antes de recordar que, como entonces contaba solo 16 años, "el contrato para la grabación del primer álbum lo tuvo que firmar su padre".

Fieles a esa "honestidad o inconsciencia" de la que hacen gala, las canciones llegaban a propuesta de alguno de los miembros, la mayoría de las veces de Malla, y comenzaban a armarlas entre todos pero sin elaboraciones muy complejas. "En el momento en el que funcionaban, tirábamos adelante. Al final y al cabo es rock and roll, sobre todo ese disco", subrayan.

El fichaje por la discográfica EMI no tardó en llegar y así se materializó un primer trabajo producido por Paco Trinidad y grabado en un par de días, en la primera o la segunda toma de cada uno de los cortes que lo integraban, como "Eres fresca", "Pequeña Daisy" y "Guárdalo".

"El del disco original no es nuestro sonido favorito, pero hay que reconocer que Paco, que venía de trabajar con Gabinete Caligari y Hombres G, tenía muy buen ojo y que dio en el clavo", reconocen.

Aún así, la reedición intenta solventar su diferencia de criterios con una nueva mezcla realizada por José Nortes, "más cercana" a lo que podía ser un concierto suyo de la época.

"Siempre hemos sido un grupo de ensayar mucho y eso, dentro de nuestras limitaciones técnicas, nos daba cierta soltura al saltar al escenario para gamberrear", cuentan quienes reconocen que en las firmas de discos también se pasaban "un huevo".

"'Los Ronaldos' es un vivo reflejo de su época", defienden sus autores, muy felices con este relanzamiento que por ahora no vendrá acompañado de una reunión del cuarteto para tocar en directo.

"Posibilidades siempre hay mientras estemos vivos, pero hemos hablado de que de momento no", sentencian quienes en 11 años de carrera conjunta publicaron 6 discos hasta su disolución en 1998 sin una gira de despedida.