Coldplay tiene una seña de identidad: la entrega total. Acabamos de conocer uno de esos temas que no dejan indiferente.

Amantes del ritmo ahora vuelven pero con algo lento e hipnótico.

Escúchalo aquí: